ANTECEDENTES HISTÓRICOS

Desde 1866, Arenillas se dedicaba completamente a la agricultura, contando con una escasa población. La población en 1869 solicita a las autoridades del cantón Jambelí el reconocimiento como parroquia, durante la presidencia de García Moreno. En 1952, un grupo de habitantes solicita el reconocimiento de la categoría de cantón para Arenillas. El Comité Pro Cantonización lo integraron personajes de Arenillas como Raúl Frías Aguirre, Luis Urbano Tinoco Romero, entre otros. Las gestiones culminan el 11 de noviembre de 1955, cuando se emite el decreto de cantonización, mientras José María Velasco Ibarra era presidente de la República. El primer Concejo cantonal lo presidió Don Raúl Frías Aguirre, integrado también por Julio César Zambrano, Carlos A. Tinoco Aguilar y demás.

Origen del Nombre

Por tradición oral se ha transmitido la versión de que el nombre de esta cabecera cantonal tiene su origen en una asociación hecha por sus primeros habitantes con la arena de su río. El río nace en las elevaciones en la cordillera de Dumarí-Tahuín. Los buscadores de oro se establecieron a orillas de este río y extraían el oro de la arena fina o arenilla que abundaba en el río, por tal arena se conoce al cantón con el nombre de Arenillas.